domingo, 18 de octubre de 2015

AL TRANCO DE TU RELOJ

A veces en mi silencio
al escuchar tu reloj
entre pataguas despierto
sentado a la hoguera
comiendo quesos maduros
mientras la noche destrenza
sus luminosas moradas

El escote de la pradera
porque el adobe es cobija
aunque de luto se asome
no logra burlar mis ojos
luciérnagas movedizas
hundidas en tus palabras 

A veces en mi silencio
al escuchar tu reloj 
vuelvo a tu clara sonrisa
en tanto cebas el mate

Rubíes de tranco suizo
me vuelve al viñedo de niño
donde me hablabas de sueños
que se te fueron volando
perfumados de trigo al sol

Ornamento cuerpo de oro
tu reloj me asoma de paso
a nuestras charlas de lluvia
habituadas a mi memoria
y te me alejas cantando

                                                           (De: CRISOL POÉTICO, 2009)